SuscripcionesContactoPublicidad Directorio Hemeroteca Mapa de sitio
BAJA CALIFORNIA  
 

Ecoparque, un vergel en medio del asfalto

Julieta Martínez

Construido en una superficie de 6.6 hectáreas de la Rampa Buena Vista, el Ecoparque de El Colegio de la Frontera Norte (Colef) es un ejemplo de que con pocos recursos se puede hacer mucho en materia de forestación y de tratamiento de aguas residuales

 


Publicidad

Óscar Alberto Pombo López, director del Departamento de Estudios Urbanos y Ambientales de la institución, y que está a cargo del área que semeja un vergel entre las áridas laderas del área, explica que el agua que desechan los residentes de la zona, tratada en una planta del siglo antepasado –además del ingenio y voluntad de los colaboradores del sitio– hace posible el verdor.

 

A partir del 19 de octubre de 1993, cuando el terreno era una ladera árida, llena de piedras y maleza que crecía con la lluvia y se secaba en el verano con riesgo de incendiarse, comenzó a cambiar de aspecto para dar paso a esa mancha verde que ahora destaca y que motiva la visita anual de 13 mil niños de escuelas locales.

Es una propiedad que la Fundación Colef recibió como donativo para la creación del parque y para el aprovechamiento de las aguas residuales que eran un problema —y siguen siéndolo—, algo que se vislumbraba muy difícil, explica el investigador al señalar que aún hay terreno por trabajar, casi unas dos hectáreas que albergarán más árboles y plantas de ornato.

Se veía difícil porque la reutilización de aguas negras no convencía mucho, como en la actualidad, "es un proyecto que no 'prendió' y no tengo claro por qué", menciona Pombo al hablar del reúso del agua residual.

Sin embargo, el avance es más que evidente y puede tomarse como ejemplo para "parquizar" Tijuana, si el argumento es que no hay agua suficiente para regar las áreas verdes que tanta falta hacen en una ciudad que registra un déficit de más de 90 por ciento de áreas verdes por persona.

También puede tomarse como ejemplo de utilización de predios que se consideran inútiles, aquéllos que se han declarado de riesgo y que con la forestación pueden reducir sustancialmente el peligro que representan, además de embellecer el entorno.

"Sí hay agua, toda la que se tira en el drenaje puede tratarse; lo que falta es ponerse a trabajar en lugar de arrojarla al mar", señala el investigador.

Los mejores jueces, quienes certifican esto, son los niños de preescolar y primaria que hacen visitas guiadas al lugar, explica. Cada año unos 13 mil alumnos que asisten al lugar, consideran que es un bosque porque casi nunca ven árboles en los lugares donde viven.

Se atiende cualquier petición, pero la idea es mostrar el lugar principalmente a los niños de colonias periféricas, donde no hay vegetación y en cambio destaca la aridez de las calles sin pavimento y muy frecuentemente con mucha maleza en terrenos baldíos.

La intención de abrir las puertas del Ecoparque es que la niñez tijuanense disfrute de las áreas verdes, pero también que conozca la importancia de contar con ellas y que esto es posible si se aprovechan muchas ventajas ahora desperdiciadas, como el agua que se tira a las alcantarillas, mientras en sus colonias hay serias carencias, señala Pombo.

Las visitas guiadas incluyen pláticas sobre reutilización de materiales de desecho, siembra de plantas y su importancia para el medio ambiente y otros temas ecológicos. "Los niños siempre se van encantados", afirma.

El proyecto del Ecoparque se complementa con la educación ambiental que también aprovechan estudiantes universitarios y personas interesadas en el tema.

Hay planes para organizar huertos familiares, principalmente entre residentes de zonas populares, a quienes se les mostrará la forma como pueden aprovechar los residuos de sus hogares.

 

Alto rendimiento, bajo costo

 

Para que el proyecto funcionara debía ser de alto rendimiento y de bajo costo, por eso se aprovecharon las aguas residuales que abundan en la zona, las cuales se tratan en una planta que aunque data del siglo antepasado, es muy útil al producir ocho metros cúbicos del líquido por día, suficientes para irrigar el parque que además da vida a una fauna diversa como ardillas, conejos, aves, entre otros.

La planta, que opera por medio del método de microcrillado, produce un abono muy rico en proteínas que a su vez hace viable el crecimiento frondoso de cuanta planta se siembra en el lugar.

Lombrices gigantes de la Florida se encargan del tratamiento biológico para transformar en tierra altamente fértil los desechos sólidos que cuela la cribadora, en "camas" instaladas para ese fin, mientras el agua filtrada se somete a otro proceso para finalmente llevarla a las tuberías de irrigación.

Para prevenir cualquier riesgo de salud por contacto con el agua tratada "a medias" o agua "gris", se acostumbra regar en las primeras horas del día para que la luz ultravioleta esterilice las gotas que quedan en las hojas.

Sin embargo, a pesar de las bondades del proyecto, no todo es aceptación por parte de la comunidad. Los vecinos de la aledaña colonia Misión del Pedregal son los primeros —y únicos— que están en contra, lamenta el investigador.

Los desarrolladores delimitaron el predio de su propiedad, cortaron parte del cerro que les estorbaba y sin hacer un muro de contención construyeron las viviendas cuyos propietarios ahora se quejan de escurrimientos de las aguas con que el parque es regado.

No se dan cuenta que de no contar con ese pequeño bosque ya tendrían problemas de deslaves de terreno, señala Alberto Pombo.

El académico lamenta que muchos desarrollos construidos bajo estas condiciones generan que la aridez de la zona se extienda y que aumenten los riesgos para algunos asentamientos, sobre todo los que se construyen junto a cerros cortados sin ningún cuidado, al grado que terminan siendo un riesgo para la seguridad física de sus ocupantes.

 

Publicado en: Octubre 2005



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

Caricaturistas de Contralínea
De Actualidad

 

 

 

Publicidad


Humor:  

 

Avance Contralínea

En la República:  

Números atrasados
Publicidad:  




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas



2005 Revista Contralínea Derechos Reservados CIMCOM
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9802 /03 /05

Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |
Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo