SuscripcionesContactoPublicidad Directorio Hemeroteca Mapa de sitio
BAJA CALIFORNIA  
 

Preocupación empresarial

Lorena Rosas
Los empresarios de la entidad ya no encuentran salida ante la ola de violencia causada por la delincuencia organizada. Exigen que sea un mando militar quien se encargue de resguardar la seguridad

 

 


Publicidad

Mario Pezzini, director de Competitividad y Políticas Públicas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), afirmó durante su participación en Foro de la Frontera Norte, realizado en Mexicali, que la falta de seguridad pública y jurídica influye en la actividad económica del país, es decir, impide que la inversión fluya, y es una de las causas de que se cancelen oportunidades de empleo y de aumente la emigración.

El funcionario de la OCDE destacó que para los empresarios mexicanos este es un problema serio, mismo que, aunado a la falta de infraestructura en servicios básicos, como educación y salud, da origen a que se pierda la capacidad de competencia.

Reginaldo Esquer, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en el estado, exigió a los titulares de los tres órdenes de gobierno y a los integrantes de los poderes legislativo y judicial, que cumplan a cabalidad la obligación que por ley les corresponde.

"La manera de hacer frente a este desafío que el crimen organizado hace al estado no va a provenir ni de la división ni del enfrentamiento ni de la descalificación”, expuso, y reconoció que la prosperidad económica está ligada a la existencia de condiciones de seguridad pública y jurídica que ofrezca certidumbre a la población y a los inversionistas, y en ese sentido, el sector empresarial vive "en la desesperación", ante los actos de violencia cometidos cotidianamente en este estado fronterizo.

Por lo tanto, los empresarios bajacalifornianos han solicitado urgentemente a la federación que un general asuma el control policial de la entidad y como medida de fondo, que las siete corporaciones que actualmente existen en materia de seguridad pública, en los municipios y el estado, se fusionen en una sola Policía Estatal.

Los empresarios señalan que el mando militar que centralice la labor de las policías, podría funcionar en forma transitoria hasta lograr que las condiciones de seguridad en la entidad sean razonables.

El militar debería tener la coordinación de las cinco policías municipales, así como de la Agencia Federal de Investigación, la Policía Federal Preventiva, la Policía Ministerial del Estado y la Policía Estatal Preventiva. La postura de la Coparmex es encabezada por Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Federación Noroeste; así como por Faustino Silva Galindo, Javier Gallego, Jacobo Ackerman, de los centros empresariales de Ensenada, Mexicali y Tijuana. También por Armando León Ptanick y Ramiro Cárdenas Tejeda, consejeros nacionales de Coparmex.

Exponen que la falta de resultados se debe en buena medida a la descoordinación de las autoridades. Además, de las continuas pugnas entre los cuadros de mando de las distintas corporaciones policíacas y los funcionarios que son sus superiores jerárquicos.

“Como cambio de fondo, proponemos que las siete corporaciones que actualmente existen en materia de seguridad pública, en los municipios y el estado, se fusionen en una sola Policía Estatal: Unidad en el mando, en las metas, los programas y equipamiento, podrían dar mayores resultados a los ciudadanos dada la evidente falta de sincronía y visión, y en ocasiones rivalidad, de las actuales fuerzas públicas”.

Pero, en opinión del Daniel Solorio, ex presidente de la Federación de barras y colegios de abogados, “nuestros dirigentes empresariales debieran ser más prudentes en lo que piden. Provocan confusión en la gente. No debieran olvidar que la humanidad, lentamente, avanza hacia un sistema de protección a los derechos humanos. Ni los hombres más ricos escapan cuando los abusos menudean. Los militares a sus cuarteles. Ahí está su trabajo. Su función está establecida en la Constitución. A ellos, a los militares, no les gusta el jueguito de policías y ladrones. Conocen muy bien su oficio y lo saben desempeñar si no se les imponen cosas ajenas a su competencia. Respetan a los demás si también a ellos los respetan. No están ahí para cumplir caprichos ni para suplir a los ineptos. Lo que pasa es que nuestros gobernantes no nos están diciendo la verdad en torno a la delincuencia”, señaló el también académico de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Baja California.

Publicado en: Diciembre 2006 / Año 2 / Número 20



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

Caricaturistas de Contralínea
De Actualidad

 

 

 

Publicidad


Humor:  

 

Avance Contralínea

En la República:  

Números atrasados
Publicidad:  




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas



2005 Revista Contralínea Derechos Reservados CIMCOM
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9802 /03 /05

Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |
Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo