SuscripcionesContactoPublicidad Directorio Hemeroteca Mapa de sitio
BAJA CALIFORNIA  
 

Cerro Prieto contamina seis ejidos

Lorena Rosas
Durante el 2000, profesionistas, académicos, ejidatarios y organizaciones sociales del Valle de Mexicali, denunciaron que la Central Geotermoeléctrica de Cerro Prieto de la CFE –la segunda más importante en el ámbito internacional, y cuya producción se exporta mayormente a Estados Unidos– contaminaba el suelo y el aire con litio, cadmio, arsénico, ácido sulfúrico, amoniaco y boro, y por lo tanto creaba graves problemas de salud pública

 

 


Publicidad

Desde hace seis años la mayoría de los habitantes de los ejidos Nuevo León, Pátzcuaro, Delta, Oaxaca, Hidalgo y Michoacán de Ocampo, todos del estado de Baja California, iniciaron procesos jurídicos en los juzgados Primero de Distrito y Cuarto de lo Civil de Mexicali, así como ante el Ministerio Público Federal y la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en contra de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que administra la geotérmica, sin que hasta la fecha hayan recibido respuesta. Las denuncias son por la afectación en sus cultivos, equivalentes a 230 hectáreas contiguas a la planta geotérmica Cerro Prieto.

La planta, ubicada a 30 kilómetros de la ciudad de Mexicali, también tiene a cielo abierto apreciables cantidades de polvo de sílice, sustancia tóxica que causa degeneración progresiva y degenerativa del tejido pulmonar.

Un año después de una investigación realizada por la Universidad Autónoma de Baja California, la Profepa emitió discrecionalmente su propia evaluación ambiental que corrobora la contaminación con químicos y metales tóxicos riesgosos para la salud. En el oficio PFBA-DBC-UDQ/MX/652/2005, fechado el 15 de diciembre, reconoce que la planta de la CFE infringe las regulaciones ambientales federales. Con esta notificación, reservada por tres años, da la razón a los quejosos: la salud de cientos de mexicalenses se encuentra en riesgo.

Los ejidatarios y vecinos exigen que Profepa divulgue los resultados de sus hallazgos, de las actas de inspección número PFPADBC-UDQ-I /MX /070 /2004 y de la PFPA -DBC -UDQ -I /MX /071 /2004, realizadas a la Residencia General del Cerro Prieto y otra a la Central Geotermoeléctrica de la CFE, las cuales se efectuaron entre el 9 y el 12 de agosto del 2004. Estas evaluaciones sirvieron de base para dictaminar contra la planta y permitieron denunciar penalmente el asunto ante la Procuraduría General de la República, pues se trata de delitos del orden federal.

"De acuerdo con los resultados de un estudio químico y geológico, elaborado por el Instituto de Investigaciones Agrícolas de la UABC, podemos asegurar que en la zona se han encontrado químicos y metales tóxicos. Aunque no podemos precisar cuánto afectan a la gente, podemos relacionar esta contaminación con enfermedades y males detectados en la región del Valle de Mexicali: malformaciones, abortos, alergias, cánceres, manchas en la piel, dolores intensos de cabeza y problemas crónicos bronquiales", dice el abogado Álvaro Valdez Salas, representante de los vecinos y ejidatarios de la región.

Agrega que la Geotermoeléctrica también genera una alta contaminación de ruido por el manejo de sus válvulas de seguridad y que contamina el ambiente por la existencia de los depósitos a cielo abierto de salmuera geotérmica. Ahora, las autoridades deberán investigar el posible desagüe o filtración de salmueras geotérmicas al delta del Río Hardy, y a la bocana del Río Colorado, lo que representaría otro delito federal penal ambiental..

El Comité Ciudadano del Valle de Mexicali llevará este caso a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos para que exista un precedente internacional sobre la contaminación de la planta de la CFE, y del incumplimiento de México con los estándares internacionales en materia de derechos humanos.

La Central Geotermoeléctrica de Cerro Prieto inició operaciones en octubre de 1973, hasta el momento cuenta con 130 pozos en sus cuatro casas de máquinas Cerro Prieto I, II, III y IV para generar en total 753 megawatts geotermoeléctricos, que alcanzan 5 mil 876 gigawats (GWh), lo cual representa casi el 5 por ciento de la energía eléctrica total producida en México mediante la explotación de yacimientos geotérmicos. El calor ahí generado es llevado casi a la superficie por conducción térmica perforando la capa de magma a gran profundidad, en zonas volcánicas (Volcán de Cerro Prieto).

Se localiza geológicamente dentro del patrón tectónico de San Andrés (Falla de San Andrés), precisamente encima de las fallas Imperial y Cerro Prieto. Los últimos movimientos telúricos de la región citan como epicentro Ciudad Guadalupe Victoria, a 20 kilómetros de la Central. Además, el 15 de julio pasado el punto más caliente del planeta fue localizado en el Ejido Nuevo León, del Valle de Mexicali, es decir, alcanzó 49 grados Celsius, el ejido se encuentra muy cerca de la Central Geotérmica y es uno de los que sufren los mayores estragos de infertilidad y contaminación ambiental.

 

Afectados

Desde hace casi 20 años, la Geotermoeléctrica ha sido rechazada por vecinos y productores agrícolas, quienes la señalan como causante de diversas consecuencias que las autoridades no reconocen ni combaten pero que, en cambio, los habitantes padecen: enfermedades que van desde cáncer, leucemia, anencefalia, discapacidades motoras al nacer, sordera, enfermedades renales. En promedio 70 por ciento de los habitantes del área padecen asma bronquial. Además, deterioro ambiental, desastre ecológico y según los habitantes de la región, baja productividad agrícola.

Con estudios y análisis de la tierra, los afectados han argumentado que la explotación de los yacimientos geotérmicos afecta la crianza y el nacimiento de ganado. El problema se intensifica debido a que las fuertes corrientes de aire, el vapor y las aguas residuales que arroja la planta se esparcen por todo el terreno, la zona urbana y los campos de cultivo, y cubren constantemente los sembradíos con una brisa contaminada que provoca abortos en el ganado vacuno, y en ocasiones, la muerte.

"La constante exhalación de vapor endógeno de los pozos de extracción en operación en el campo geotérmico genera una especie de brisa salina que baña nuestros campos las 24 horas del día, lo que provoca la permanente infertilidad de la tierra”, dice Ángel Maldonado, uno de los cientos de habitantes de 14 ejidos contiguos a la Central Cerro Prieto, quienes señalan que la contaminación que genera la planta les ha causado fuertes daños en la piel e incluso algunos se quejan de sordera por el ruido que produce.

"Quienes hemos vivido a pocos metros del pozo 100 de la planta adquirimos la sordera ya de adultos, pero al igual que otros muchachos, mis dos hijos desde bebés se quedaron sordos. Por eso voy a reclamar una indemnización a la CFE, para curarlos, a ver si un día nos hacen caso", denuncia José Manuel García.

Ernesto Alonso Valdez, médico especialista en vías respiratorias que atiende a las personas afectadas, advierte que las emanaciones de vapores contaminantes y los ruidos de los pozos han causado sordera y asma en un gran número de niños y adultos de esa zona.

El alergólogo y pediatra Raúl Ibarra Caldera coincide: “existe la propuesta, tanto por el Colegio de Pediatras como por el de Alergólogos, para que las autoridades averigüen si los casos de leucemia y otro tipo de cánceres se deben a la Geotermoeléctrica Cerro Prieto, ya que es un problema muy serio. Lo más común es alergia y asma. La población, tanto infantil como adulta, está padeciendo cada vez más asma bronquial, pero veo que a la gente no le hacen ni los medicamentos ni las vacunas, nada les da resultado, por el problema creciente de contaminación ambiental”.

Por su parte, el abogado Álvaro Valdez critica que “ante el grave daño a la salud, el secretario Francisco Vera permanece callado, al igual que el gobernador Eugenio Elorduy. El único que se comprometió a apoyar con un estudio ambiental es el presidente municipal, Samuel Ramos, ahora esperamos su respuesta”.

 

Profepa

Para la Profepa la posición oficial es resguardar la información. El subdelegado de Dictaminación Técnica, Jesús Jiménez Payan, dice que no puede determinar si hay contaminación progresiva en la zona aledaña a la Central, pero admite que algunos estudios avalados por la Universidad e instituciones binacionales documentan deterioro del suelo, desde el punto de vista agrícola. Y añade que la Profepa no ha concluido una nueva investigación porque hacen falta estudios de suelo y una confirmación de los resultados obtenidos en los análisis del manto freático que está abajo de los terrenos de la CFE y la posible influencia en los drenes cercanos, que daría la probable contaminación de los mismos cuerpos de agua.

"Nosotros hicimos un estudio técnico completo en coordinación con las autoridades de Yuma, Arizona, que arrojó la gravedad de la contaminación generada por la planta Cerro Prieto que ha afectado el aire, agua, suelo y vegetación de la región, lo que ha traído como consecuencia severos daños en la producción agrícola y pecuaria, ya que el agua tiene grandes concentraciones de sales y ácido sulfhídrico, provocando graves alteraciones en los elementos físico-químicos del medio ambiente”, señala Jesús Román Calleros, investigador de la Universidad Autónoma de Baja California, quien asegura que todo esto es consecuencia del desfogue de las aguas residuales de los pozos geotérmicos. “No debe ser a costa de la salud pública la producción de energía eléctrica aquí, no debe ser eso, es criminal”.

Los integrantes del Comité Ciudadano del Valle de Mexicali presumen que las descargas con contaminantes son vertidas a los canales o cauces de agua que llegan al río Hardy, de ahí presumiblemente las salmueras llegan a “La Bocana”, la cual forma parte de la Reserva de la Biosfera del Golfo de California y del delta del Río Colorado. La hipótesis del grupo es que estas descargas se han hecho y la práctica pudiera seguir llevándose a cabo, ya que presumiblemente no existe ninguna regulación por parte de la Comisión Nacional del Agua en esta materia.

En esta planta también se utiliza el combustóleo, un combustible pesado, residuo de la refinación del petróleo, que contiene un alto porcentaje de azufre. Esta combinación, según los ejidatarios, es un “crimen ecológico y humano”.

Para detener estos daños, el investigador Calleros propone que los directivos de la CFE elaboren un programa para remediar la zona y que en lugar de tirar el agua en los canales o las lagunas de oxidación que hay en los ejidos, el líquido sea reinyectado nuevamente al subsuelo a profundidades de 2 mil metros para que no perjudique el ambiente, tal como se hace en la planta geotérmica de Heber, California.

 

Centros de Atención Múltiple

En Mexicali y su Valle hay nueve escuelas que reciben y atienden a niños con capacidades diferentes, quienes se benefician con los servicios de educación especial que ofrecen los Centros de Atención Múltiple (CAM) a cargo de equipos interdisciplinarios. En ellos se realizan actividades permanentes de educación y sensibilización, así como evaluación psicopedagógica, intervención, canalización y seguimiento de casos, algunos con secuelas discapacitantes de tipo congénito, discapacidad motriz, intelectual, autismo, parálisis cerebral y problemas de aprendizaje.

El CAM del Ejido Hidalgo tiene capacidad para atender a 120 niños, pero actualmente cuenta con 130 alumnos y una lista de espera para asistir al centro escolar de más de 170 niños con discapacidad, residentes de poblados cercanos: Nuevo León, Guanajuato, Delta, Oaxaca, Hidalgo y Michoacán de Ocampo, todos ellos vecinos del campo geotérmico.

Debido a la gran cantidad de “niños especiales” en la zona sur del Valle de Mexicali, en esa misma área, el DIF Municipal del XVII Ayuntamiento, creó en el 2004 un centro escolar para niños con capacidades diferentes: Wa-kiñul en el kilómetro 43, en Ciudad Guadalupe Victoria.

 

 

CFE, omisa a contaminación

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) sostiene que la emisión de los contaminantes producidos por las plantas de generación eléctrica se ubican en rangos aceptados internacionalmente. El titular de Comunicación de este organismo, Óscar Hernández, puntualiza que ninguna autoridad ha notificado a la CFE de alguna resolución emitida por la Profepa, pero respetarán y acatarán cualquier observación que ésta realice, aunque se reservan el derecho de impugnar los señalamientos que consideren improcedentes.

El vocero de la CFE señala que la demanda en contra de la empresa en una instancia federal no procedió. Sin embargo, admite que la emanación de vapores endógenos puede acarrear algunas repercusiones negativas al ambiente, pero que todos los mecanismos están dentro de las normas oficiales impuestas por Profepa y Semarnat.

"Es necesario que la gente sepa que el vapor se extrae a unos 2 mil o 3 mil metros de profundidad y se arroja al exterior, pero no es contaminante, ya que si eso fuera cierto no habría ningún tipo de vida alrededor de los pozos de la geotérmica".

Hernández indica que a principios de este año, tanto Profepa como Semarnat entregaron a la CFE la certificación de Industria Limpia por cumplir con las normas oficiales de ISO 1400 y Empresa Limpia.

 

 

Semarnat desatiende problema

A pesar de ser este factor contaminante un tema de corte binacional que se encuentra dentro de la franja convenida y, por tanto, debería estar incluido en el Programa Fronteras 2012, como cualquier fuente de contaminación de agua, suelo, aire, pero, mientras no afecta a Estados Unidos, no forma parte de la agenda de la EPA (Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos) y ni de Semarnat de México.

Hay otras situaciones del orden urbanístico que nos están absorbiendo más y más, es la cercanía con la frontera. Eso no quiere decir que no pudiera estar este tema después dentro de la agenda, pero hay otros asuntos más prioritarios, a lo mejor no más importantes, pero sí más urgentes, problemas más fuertes, por ejemplo, el agua que se vierte con contaminantes hacia el Salton Sea, (en el Valle Imperial) la quema de llantas, la calidad del aire.

“Tenemos ahora una sensibilidad mayor de la sociedad, en un ambiente más de focalización, porque el problema de contaminación de la Geotermoeléctrica siempre ha existido, nomás que hoy existe un grupo de gente que demandó a la CFE, ahora los ciudadanos conocen más sus derechos”, afirma Israel Camacho, delegado de Semarnat.

Agrega que “si se organizan los que se sienten afectados y las autoridades alguna vez traen el tema a la mesa, a lo mejor en lo futuro se pudieran tomar en cuenta para su atención en el Programa Fronteras 2012, estos daños ambientales, mayormente ocasionados por el campo geotérmico de la CFE.

“Las reglas ya están por parte de Semarnat, los parámetros de contaminación de cada elemento contaminante fueron analizados, conciliados, publicados y esos son, ese es nuestro papel, pero quien opera, quien requisa y quien multa es Profepa, que aunque nosotros somos cabeza de sector, ellos tienen su independencia y su autonomía, lo que nosotros hicimos, fue publicar las normas de tolerancia máximas de todos lo elementos que componen el aire, el suelo, y contaminan el agua”, dice el delegado.

 

 

La Siderúrgica

Desde 1992 cientos de toneladas de metal se funden a diario en la Planta Siderúrgica de California: cerros de escoria metálica y basura propia de los vehículos, como la borra, plásticos y otros materiales combustibles altamente cancerígenos.

La fundidora o siderúrgica está ubicada en la carretera que conecta el ejido Puebla con el Michoacán de Ocampo, y es vecina de la planta de la Gasera de Mexicali y de Maseca –la cual contamina con grandes extensiones de hongo en tiraderos aledaños a su planta, a cielo abierto–, y aproximadamente a seis kilómetros de la Central Geotermoeléctrica de Cerro Prieto de la CFE. La contaminación que genera la Siderúrgica con sus gases tóxicos afecta a miles de residentes del Valle de Mexicali, sobre todo de las zonas urbanas más cercanas al lugar.

Una o dos veces por año, decenas de toneladas de autos chatarra, fierro viejo y borra, arden sin control en la Compañía Siderúrgica de California, ubicada en el ejido Guanajuato, y provocan enormes y espesas columnas de humo negro que contaminan aún más el Valle de Mexicali y que tardan semanas en disiparse porque las partículas son más pesadas.

El humo emanado de la Siderúrgica es muy tóxico, pues contiene materiales que se consumen, asegura Martín Ruiz Burgueño, director de Bomberos de Mexicali, quien explica que entre el cerro de desperdicios metálicos que constantemente se incendian hay llantas, baterías de automóviles, borra y tanques de gasolina altamente inflamables.

Aparte, también se quema la pintura, tapicería, plásticos y otros materiales de los automóviles chatarra, que desprenden diversas partículas tóxicas y dañinas para la salud.

En cuanto a posibles sanciones a la empresa, Ruíz Burgueño comenta que eso corresponde a la Dirección de Ecología del Ayuntamiento o la Secretaría de Protección al Ambiente del estado, o a la Profepa. “Consideramos que deben realizar una investigación a fondo para conocer cuál es el manejo que le dan a los desechos tóxicos e industriales que arroja la Siderúrgica, ya que el mal manejo de éstos ocasiona constantes incendios”.

“El polvo de plomo, desecho tóxico de la fundidora, es un metal pesado que se forma de partículas de polvo, no se degrada y al ser emitido al aire puede permanecer en el medio ambiente 10 días”, expone el químico Andrés Bernal Martínez. Añade que “ingresa al organismo por las vías respiratorias, por ingestión o por la piel, produce un anormal intercambio de oxígeno y dióxido de carbono, pasa a la sangre y causa anemia, y afecta los diferentes órganos del cuerpo humano. Los niños son principalmente dañados porque les ocasiona pérdida de la capacidad de aprendizaje y retrazo en el crecimiento. Los altos niveles de plomo en la sangre también han sido relacionados con una alta frecuencia de abortos, el transporte transplacentario puede dañar el sistema nervioso del feto. Como no hay ninguna barrera placentaria que impida el paso del plomo, es especialmente importante evitar la exposición de mujeres embarazadas. Altos niveles de plomo en la sangre paterna han sido relacionados con malformaciones congénitas en niños”, asegura el especialista.

El polvo de plomo provoca alteraciones al sistema nervioso, es decir, altera el carácter, causa irritabilidad, insomnio, dificultad en la concentración y hasta disminución de la libido. En los nervios periféricos ocasiona dificultad en el movimiento de los miembros. Afecta a las células germinativas, derivándose de esto malformaciones congénitas, abortos, partos prematuros y otras alteraciones en el embarazo y el parto. Cuando el metal se acumula en los huesos impide la producción de sangre y, si la intoxicación está avanzada, provoca dolores estomacales agudos, línea azul en las encías, caída de la muñeca, temblores y convulsiones, problemas renales, terminando así con la vida por insuficiencia renal.

 

 

Agua contaminada

El Río Nuevo presenta el problema de contaminación del agua más importante en este municipio. Este río nace de las aguas residuales de retorno agrícola de la parte norte del Valle de Mexicali, cruza la zona urbana y se dirige a los Estados Unidos. Al generarse por las aguas residuales provenientes del distrito de riego, contiene sales y agroquímicos, y posteriormente, cuando cruza la ciudad, se vierten a su cauce aguas residuales industriales y domésticas. Las aguas residuales que se vierten al río, provenientes de la industria, rebasan los límites máximos permisibles para metales pesados, y contienen altas concentraciones de disolventes, grasas y aceites. Estos compuestos no pueden ser eliminados por el sistema de tratamiento de la Comisión Estatal de Servicios Públicos, el cual consiste en lagunas de oxidación. A su vez, en los últimos años, se ha incrementado el volumen de las descargas de aguas residuales domésticas, lo que representa una sobrecarga orgánica para dicho sistema de tratamiento. Aunado a lo anterior, la inadecuada disposición de residuos sólidos no peligrosos en los márgenes del río, debido a los asentamientos humanos irregulares, incrementa el problema.

Es importante señalar que las aguas del Río Nuevo han ocasionado, durante muchos años, problemas internacionales entre México y los Estados Unidos de América, ya que su destino final es el Mar Salton o Salton Sea, localizado en el Valle Imperial, en el estado de California, que actualmente presenta serios problemas de contaminación.

El Río Ardí, además de transportar parte de la salmuera que emite la Geotermoeléctrica de Cerro Prieto, lleva también aguas residuales provenientes de las actividades agrícolas; contiene agroquímicos por lo que ha ocasionado serias alteraciones al ecosistema del Río Colorado, e incluso sus efectos se manifiestan en el Golfo de Santa Clara, tan sólo en esta región que forma parte de la Reserva de la Biosfera Delta del Río Colorado-Alto Golfo de California; en cada ciclo agrícola se aplican 70 mil toneladas de fertilizantes y más de 400 mil litros de insecticida.

 

Aire

La información existente en cuanto a emisiones a la atmósfera para esta región es muy escasa, aunque se estima que gran parte de las concentraciones de PM-10 (partículas inhalantes) son causadas por polvos de caminos sin pavimentar y acarreos de quemas agrícolas.

El problema de la contaminación atmosférica en la región se atribuye principalmente a las características físicas de los suelos, las condiciones meteorológicas, la falta de pavimentación de aproximadamente un 55 por ciento del área urbana, el parque vehicular y la industria. Asimismo, la calidad del aire de la ciudad ha sido afectada debido a la operación de las ladrilleras, las cuales emiten humos a la atmósfera sin ningún tipo de control, por lo cual disminuye de manera considerable la calidad del aire.

Otro de los factores que contribuye muy significativamente a la contaminación atmosférica de la región, lo constituyen las emisiones emanadas de la gran cantidad de automóviles y autobuses urbanos, que en Mexicali suman aproximadamente 205 mil 454 vehículos registrados, más 20 mil vehículos adicionales registrados en el extranjero. Este fenómeno se presenta principalmente en la zona centro de la ciudad y el Centro Cívico.

Por otra parte, la zona industrial de Mexicali está instalada en la delegación González Ortega por lo que se considera a esta zona como el área más afectada del municipio por las emisiones generadas en dichas actividades. El problema de la contaminación por emisión de olores perjudiciales afecta a una parte del Valle de Mexicali, la delegación González Ortega y a la colonia Zaragoza, principalmente, debido a la operación de las lagunas de estabilización que captan las aguas residuales domésticas. Este fenómeno se agrava al incrementarse las temperaturas durante el verano.

La planta Geotermoeléctrica de Cerro Prieto, durante el proceso de generación de energía eléctrica, emite, junto con el vapor, partículas y una serie de gases incondensables, principalmente bióxido de carbono, ácido sulfhídrico, amoníaco, metano, propano, y anhídrido sulfuroso. El ácido sulfhídrico y el anhídrido sulfuroso, son los gases que ocasionan mayor deterioro ambiental y daños en la salud humana.

Por si esto fuera poco, las zonas agrícolas aledañas del Valle Imperial, en el Estado de California y del mismo Valle de Mexicali contribuyen significativamente en la degradación de la calidad atmosférica, por medio de la dispersión y relocalización de agroquímicos y quemas agrícolas.

 

 

 

Hundimiento del Canal Delta

En el Valle de Mexicali se registra el progresivo hundimiento del Canal Delta, que puede provocar daños severos a por lo menos 30 mil hectáreas de la zona y con ello afectar directamente a 12 mil familias: según especialistas, es debido a las extracciones de agua y vapor de la Comisión Federal de Electricidad, aunado al paso de la Falla de San Andrés, que el Canal Delta ha sufrido hundimientos, lo que ha afectado parcialmente su lecho. En los recientes cinco años, los hundimientos progresivos han sido mayores de hasta 15 centímetros por año.

“En lo últimos años la explotación ha ido creciendo y los hundimientos se han incrementado”, dice Israel Camacho, delegado de Semarnat y ex subdelegado regional de Conagua. “Hasta el momento hay sospecha de que la influencia del producto de la extracción de estos volúmenes y los espacios que han quedado, que se han ocupado por la masa de tierra y eso ha provocado los hundimientos que se han presentado, que cada vez han sido más evidentes, a la fecha tenemos un hundimiento de 2 metros con 15 centímetros, el canal tiene un radio que abarca cerca de 8 kilómetros, además, debemos tomar en cuenta tres variables: el hundimiento que está afectando la estructura hidráulica, la componente topográfica de los terrenos y la extracción de agua del acuífero, que no está contabilizada como debe ser. En Conagua se realizó un estudio muy profundo desde el punto del orden geológico para conocer de esos asentamientos”.

Miguel Soto Ávila ex titular del Distrito de Riego, considera que el gobierno federal no ha querido solucionar en forma definitiva este problema. “Si bien el Distrito de Riego está transferido a los usuarios, llegó ya con ese daño; tal vez sea la Geotermoeléctrica, tal vez producto de una falla de Cerro Prieto o la de San Andrés, pero atraviesa por una zona sísmica”.

Agrega que “cualquier rato al menor movimiento del canal se va a colapsar y va a meter en problemas a los módulos 10, 11 y 12”. La solución definitiva sería construir otro canal que evada la falla sísmica para que ya no sufra hundimientos, o buscar una manera de construir un acueducto. La tecnología existe, asegura, pero no hay interés del gobierno federal por solucionarlo.

“O tal vez le falta interés al gobierno del estado o a nosotros como usuarios para estar presionado y gestionando que esto se solucione”, añade Soto Ávila. Acepta que es una inversión fuerte, pero va a costar más que el canal se colapse y se dejen de sembrar por lo menos 30 mil hectáreas.

Son cerca de 20 poblados, con 30 mil habitantes, los que serán afectados principalmente, en la conducción de agua. “La solución es crear un canal alterno para poder conducir el agua y se tiene un costo, muy elevado, estimado de 300 millones de pesos, para llevar agua a los módulos 11 y 12, en el caso del Módulo 10 quedaría con el mismo canal”, señala Soto Avila. Desde hace dos años, el proyecto fue aprobado, pero hasta la fecha no han llegado los recursos para dar inicio con las obras de mejoramiento del canal.

“Es necesario que se reúnan urgentemente autoridades de los tres niveles de gobierno para solucionar el problema del hundimiento del canal Nuevo Delta”, manifiesta el alcalde de Mexicali, Samuel Ramos Flores. “El hundimiento sostenido de este canal, que irriga 30 mil hectáreas y que cada año promedian 15 centímetros de hundimiento, debe atenderse. Algunos productores apuntan como origen de este problema a la explotación de los pozos endógenos de la Geotermoeléctrica de Cerro Prieto”.

En reunión con productores y autoridades de la Conagua y del la Comisión Internacional de Límites y Aguas, Ramos Flores dijo que es de vital importancia volver los ojos a este problema. “Estamos peleando con los Estados Unidos una medida que nos impedirá regar 5 mil hectáreas, cuando tenemos otro problema, el de 30 mil hectáreas en riesgo de dejar ser cultivadas”.

Canal Reforma

Debido a las mismas razones, el Canal Reforma también ha presentado problemas. Cerca de 200 a 300 metros ya evidencian hundimiento, mismo que afectaría mucho más a los módulos 18, 19 y 20 y al Acueducto. Andrés Mendoza, el gerente del módulo de riego 17, explica que en el kilómetro 62+845, en el Canal Reforma, cerca de 200 a 300 metros ya evidencian hundimiento. “Cuando están los riegos a todo lo que dan, sobre todo los de trigo, se requiere pasar mucha agua y cada vez se batalla más”, destaca Soto Ávila.

“Habrá un momento que, por las sobre elevaciones, el agua dejará de pasar para cubrir el riego que se requiere en cada uno de los módulos”. En el caso del Canal Reforma la población afectada serán los tijuanenses; en total unas 27 mil hectáreas; la parte de Tijuana será toda aquella que se abastece por el Acueducto.

 

 

Publicado en: Septiembre 2006 / Año 2 / Número 17



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

Caricaturistas de Contralínea
De Actualidad

 

 

 

Publicidad


Humor:  

 

Avance Contralínea

En la República:  

Números atrasados
Publicidad:  




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas



2005 Revista Contralínea Derechos Reservados CIMCOM
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9802 /03 /05

Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |
Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo